Luis Severino (Getty)

MINNEAPOLIS -- De Luis Severino se ha reportado que tiene una excelente recta, un buen cambio de velocidad y una slider que ha podido mejorar a lo largo de los meses más recientes. Y ciertamente lo demostró al relevar con un episodio en blanco al intervenir en el Juego de las Futuras Estrellas en 2014 en el Target Field de Minneapolis.

"Mi cambio y mi slider están mucho mejor", describió la promesa de los Yankees de Nueva York de apenas 20 años de edad. "Mi slider estaba pobre, pero la he ido mejorando".

Firmado hace un par de años por la organización de los Yankees, Severino tuvo excelente efectividad de 1.68 en 14 aperturas en la Liga Dominicana de Verano en 2012. La temporada de 2014 la ha dividido a dos niveles de las menores, incluyendo un ascenso a la Clase 'A' fuerte con la novena de Tampa en la Liga del Estado de la Florida.

"Me he sentido mucho mejor este año", aseguró el nativo de Sabana del Mar, un pueblo de la provincia de Hato Mayor, República Dominicana. "He hecho mejor trabajo. En 2013 tuve algunos problemas de salud [de estómago], que me afectaron a fines de la temporada, pero gracias a Dios me he recuperado".

Considera que el trato que le han dado los Yankees es de primera línea y eso le ha ayudado en su progreso como pelotero y, por supuesto, como promisorio lanzador. "Me están apoyando en todo lo que yo necesito", agradeció Severino. "Me ayudan en mi pitcheo los managers y los instructores en todos los aspectos".

Gracias a esos consejos y su desarrollo físico, Severino ha mejorado su velocidad. A la hora de firmar, su recta llegaba al plato a unas 91 millas por hora, pero se le ha cronometrado este año a 99. "La tiro usualmente a 96-97millas, a veces a 98", comentó con humildad la promesa de la tierra del merengue.

Al momento de intervenir en el Juego de las Futuras Estrellas era uno de los participantes más jóvenes de ese partido previo al tradicional Juego de Estrellas de las Grandes Ligas, pero considera que el almanaque no tiene nada que ver con la calidad que pueda tener un serpentinero. "La edad no importa", proclamó Severino. "Eso es algo mental. Puedes ser pequeño, pero grande de mente".

Como todos los participantes en el Juego de las Futuras Estrellas, Severino se sentía bien emocionado, pero trató en todo momento de que eso no afectase su forma de lanzar. "Es un honor y le doy las gracias a Dios y a los Yankees por estar aquí", expresó el veloz lanzador derecho que en la República Dominicana pertenece a las Aguilas Cibaeñas. "Claro que estaba emocionado, pero esperaba que no tanto porque tenía que concentrarme en tirar strikes".

Para la segunda mitad de la temporada tiene un objetivo bien claro. "Necesito arreglar el ángulo de mi brazo, porque cuando tiro el cambio vengo un poco bajito", informó Severino, lanzallamas del futuro de los Bombarderos del Bronx.