Omar Infante atendido por el cuerpo médico de los Reales.

KANSAS CITY, Missouri, EE.UU. -- Los Reales de Kansas City esperan que el intermedista Omar Infante esté listo para jugar el fin de semana en Minnesota, después de recibir un pelotazo en el rostro.

El manager Ned Yost dijo el miércoles antes de un encuentro con Tampa Bay que Infante era examinado por otro especialista, y hasta ahora todos los resultados son positivos. El venezolano sufrió una contusión en la quijada y necesitó de seis puntos para cerrar una herida tras ser golpeado el lunes por un lanzamiento del pitcher de los Rays, Heath Bell.

"Omar es un muchacho duro", comentó Yost. "Fuimos afortunados".

Los Reales usaron al antesalista Dany Valencia en segunda base el martes, pero se quedaron sin infielders suplentes.