Nelson Cruz. (AP)

NUEVA YORK - La última vez que Nelson Cruz se vio eliminado de una postemporada fue en el 2012, a manos de los Orioles, que superaron a sus Rangers en el Juego del Comodín de la Liga Americana. La derrota terminó de manera abrupta con la meta del dominicano de alcanzar la Serie Mundial por tercera campaña consecutiva.

Ahora Cruz espera que sean precisamente los Orioles quienes le permitan volver al béisbol de octubre.

Para Cruz, quien cumplió una suspensión de 50 juegos en el 2013 a raíz del caso Biogénesis, el invierno que acaba de pasar puso a prueba su paciencia. El cañonero de 33 años de edad fichó por un año y US$8 millones con Baltimore, pero no hasta el 24 de febrero. Entre los factores que demoraron su contratación estuvo la oferta calificadora de $14.1 millones que recibió de Texas, la cual obligaba al club que firmara a Cruz a cederle una selección en el draft amateur a los Rangers.

"Me mantuve enfocado en mi familia y en hacer cosas para no enfocarme en lo que estaba sucediendo", le dijo Cruz a LasMayores.com. "Fue algo bien difícil, una situación bien difícil, el firmar tarde y eso, pero al final yo creo que fue la decisión correcta".

Para cuando agregaron a Cruz, los Orioles ya le habían cedido su selección en la primera ronda del draft a los Indios como compensación por firmar al lanzador dominicano Ubaldo Jiménez. Prescindir de sus selecciones en las primeras dos rondas del draft para agregar a Jiménez y a Cruz es indicio de que pretenden ganar ahora mismo.

Los Orioles clasificaron para la postemporada en el 2012 por primera vez desde 1997. Cruz, quien jugó en la Serie Mundial por Texas en el 2010 y el 2011 pero aún no tiene un anillo de campeón, considera que Baltimore le da una buena oportunidad de regresar a los playoffs.

"Uno trata de ver todas las opciones", dijo Cruz, el Jugador Más Valioso de la Serie de Campeonato de la Americana en el 2011. "Como jugador, ya que he tenido la oportunidad de estar en los playoffs y experimentar eso, uno siempre busca la posibilidad de volver".

Para un jugador en la situación de Cruz, quien promedió 27 jonrones al año del 2009 al 2013, un pacto de un año puede servir de "puente" entre contratos más largos y lucrativos. El veterano bateó para .266 con 27 jonrones y 76 remolcadas en 109 compromisos por los Rangers en el 2013 antes de ser suspendido. Una temporada destacada este año podría ponerlo en posición de conseguir un buen dinero, pero Cruz afirma que no está pensando más allá del 2014.

"Uno se enfoca primero en lo primero, tratar de jugar el béisbol día a día y no pensar en lo que va a suceder mañana", manifestó Cruz, quien llegó al miércoles bateando para .286 con dos jonrones y seis remolcadas.

Por su parte, el manager de los Orioles, Buck Showalter--quien era capataz de los Rangers en el 2006 cuando Cruz hizo su debut con el club de Texas--está feliz de volver a tener al quisqueyano en su lineup.

"Nos gusta pensar que se trata del lugar y el momento indicados con respecto a Nelson", dijo Showalter.

El capataz señaló que al momento de unirse a los Orioles, Cruz "estaba preocupado de que sería bateador designado la mayoría de las veces" pero también enfatizó que el equipo no piensa desaprovechar la experiencia del dominicano como jardinero.

Cruz, indicó Showalter, verá acción en los jardines cuando el equipo quiera darle un respiro a Nick Markakis o a Adam Jones. El dominicano también sería colocado en el bosque izquierdo cuando el abridor contrario sea zurdo, como fue el caso en el Día Inaugural ante Jon Lester de los Medias Rojas y en el último juego de dicha serie con el venezolano Félix Doubront en la lomita.

"Una de las cosas que de verdad queríamos hacer mejor era sacar a algunos muchachos del terreno de vez en cuando y mantener abierto el puesto de bateador designado", dijo Showalter. "La versatilidad de Nellie nos ayuda y creo que lo mantiene involucrado en el juego".

Para Cruz, la oportunidad de jugar a la defensa, aunque no a diario, fue un factor en su decisión.

"Vine porque me pusieron las cosas claras", dijo Cruz. "Sabía que iba a jugar como designado, pero también iba a jugar en el outfield, que era para mí también una de las cosas más importantes".

Los Orioles no han tenido un arranque alentador - llegaron a la acción del miércoles con marca de 3-5 - pero Cruz ya ha dado batazos claves por su nuevo equipo. Según el Elias Sports Bureau, el dominicano es apenas el quinto jugador en la historia de los Orioles que batea de cuadrangular en sus primeros dos juegos con el club.

El bambinazo de Cruz contra Lester en el Camden Yards en el Día Inaugural fue la diferencia en la victoria de Baltimore por 2-1.

"Es muy obvio que le encanta jugar", observó Showalter.