Yoenis Céspedes. (Jeff Gross/Getty Images)

PHOENIX - No hace ni dos semanas que el jardinero Yoenis Céspedes habló acerca de su temporada baja durante una actividad con fanáticos de los Atléticos. El cubano dijo que aumentó 15 libras de músculo. También acortó su swing con el fin de hacer más contacto y así dejar atrás lo que fue una temporada 2013 bastante decepcionante.

Céspedes se puso a trabajar de inmediato con el coach de bateo de Oakland, Chili Davis, tras reportarse a los entrenamientos de Oakland.

"No estoy tan preocupado por su estado físico ahora mismo", dijo Davis. "Conversamos y lo que más me interesa es lo que está pensando al llegar a los entrenamientos. ¿En qué piensa trabajar aquí? ¿Qué clase de temporada quiere tener? ¿Cuál es su meta para este año? Ni siquiera tuve que preguntarle. El me lo dijo todo".

Entre los objetivos de Céspedes hay varios números, los cuales no fueron divulgados, pero más importante es su deseo de estar más enfocado en su juego. El guardabosque ha reconocido y jurado que hará todo lo que pueda por dejar sus frustraciones fuera de la caja de bateo.

"El desempeño de Cespy fue tan bueno en los playoffs el año pasado que se dio cuenta, a lo último, lo enfocado que estaba", dijo Davis. "Eso era todo lo que necesitaba. Siempre vas a desperdiciar algunos turnos al bate, pero la meta es limitar los turnos que desperdicia durante el transcurso de la temporada. Tienes que darle a los pitcheos indicados. Cuando le haces swing a los lanzamientos equivocados o tratas de hacer demasiado con los correctos, creas outs en lugar de hits".

Céspedes le dijo a Davis que pasó tiempo durante el invierno viendo sus videos del 2012 y del 2013. El jardinero notó que su swing lucía igual y que la diferencia fue la consistencia.

"Es cuestión de enfoque y determinación", dijo Davis. "No es que dé malos swings porque le esté tirando el bate a los pitcheos equivocados. Es que trata de hacer demasiado con buenos lanzamientos. La idea es hacer buen contacto, no sólo dar jonrones".

Es precisamente por eso que Céspedes ha trabajado para acortar su swing. Según Davis, el equipo ha estado intentando que el cubano haga justo eso desde que llegó al club como un novato de 28 años edad.

"Lo hemos visto en ocasiones", dijo el manager Bob Melvin. "Creo que el año pasado se dejó llevar por malos hábitos, tratando de hacer demasiado tras un comienzo lento, y también tuvo algunas lesiones. Creo que se trata de mantenerse en una rutina consistente y obviamente la salud tendrá mucho que ver con eso".

Céspedes, quien terminó la campaña del 2012 con un promedio de .292, bateó para .228 en abril del 2013 y para .220 en mayo. Mejoró levemente durante el verano, con un promedio de .232 en junio y .237 en julio. Agosto fue su peor mes, ya que bateó para apenas .216. Pero a lo último, en septiembre, el cubano entró en ritmo y registró un promedio de .314. En los playoffs bateó para .381.

Davis cree capaz a Céspedes de batear para .300 todos los años, por el simple hecho de que el toletero conecta la bola con fuerza hacia todas las bandas. ¿Y los bambinazos? Esos siempre estarán ahí, siempre y cuando conecte de manera sólida con su nuevo swing.

Céspedes sonó 23 and 26 jonrones en el 2012 y el 2013, respectivamente.

"Fácilmente podría conectar 30 o 40 (cuadrangulares)", dijo Davis. "En cuanto a su ofensiva se refiere, el cielo es el límite. Dado su puesto en el lineup, está en posición de producir muchas carreras. Si se enfoca, puede empujar 120 carreras o más. Considero que tiene la habilidad de ser uno de los cinco mejores jugadores de Grandes Ligas si se lo propone. Entiende que si quiere llegar a serlo, tiene que tener disciplina".

Dicha disciplina es necesaria no sólo en cuanto a la ética de trabajo se refiere, sino también al bate. Como el resto de sus números, el porcentaje de embasarse de Céspedes disminuyó de .356 en el 2012 a .294 el año pasado.

"No importa dónde estés en el lineup, vas a tener que negociar un boleto cuando no te quieran lanzar," dijo Davis. "Él dice que puede sumar 25 estafadas o más. Debe entender que cuando no le tiren pitcheos a los que le puede conectar, deberá aceptar la base por bola y convertirse en una carrera. Así ayuda al equipo a ganar".