Sandy Alderson.

PORT ST. LUCIE, Florida - Tras un invierno en que los Mets hicieron las contrataciones de agentes libres más sustanciales de los últimos años, pero siguieron con una nómina muy por debajo de lo normal para un club de mercado grande, el gerente general Sandy Alderson describió a su equipo económicamente saludable y que ha elegido seguir en la austeridad.

Alderson desmintió un informe reciente que alegó que los Mets han estado operando bajo restricciones en su nómina impuestas por los bancos. Dijo Alderson, "La respuesta obviamente es que no; no hay limitaciones con respecto a la nómina".

"Confío plenamente en que (la nómina) aumentará", manifestó el ejecutivo. "Pero a la vez, necesitamos tener algo de éxito en el terreno, lo cual hace que aumente la asistencia, los ingresos y todas esas cosas. Comprendo que mucho depende de que veamos éxito en el terreno".

Alderson calcula que la nómina de los Mets supera los US$85 millones, tomando en cuenta los seguros. El ejecutivo dijo que es probable que el equipo haya terminado de agregar agentes libres tras haber firmado por cuatro años y $60 millones a Curtis Granderson; al dominicano Bartolo Colón por dos años y $20 millones; y a Chris Young por un año y $7.25 millones.

Eso significa que el equipo no iría tras Stephen Drew, quien aún es agente libre, y que tampoco buscaría más ayuda para el bullpen.

"Creo que hemos progresado bastante", dijo Alderson. "Todos los equipos quisieran hacer uno o dos movimientos más. Pero estamos muy contentos con nuestra posición ahora mismo al comienzo de los entrenamientos".

El optimismo de Alderson ha contagiado al capitán del equipo, el tercera base David Wright, quien habló largo y tendido con el ejecutivo acerca de su visión para el equipo antes de firmar una extensión de ocho años durante la temporada baja del 2012-13. Wright, quien ha estado participando en entrenamientos opcionales en Port St. Lucie durante varias semanas, apoya el plan de Alderson.

"Si haces grandes inversiones en una temporada baja y te ves en la situación en la que estábamos hace un par de años, tampoco te ayuda si no te resulta", dijo Wright, refiriéndose a la inflexibilidad causada por los contratos a largo plazo del venezolano Johan Santana, Jason Bay y otros jugadores. "Creo que inviertes dinero, en los jugadores indicados obviamente, pero también te das la posibilidad de hacer un cambio o aumentar la nómina a mediados de la campaña o el año siguiente. Tienes que estar abierto a eso".

No obstante, Wright reconoció que tuvo momentos de frustración durante la temporada baja.

"Soy igual que los fanáticos", dijo Wright. "Quisiera que firmáramos a todos los agentes libres. No se trata de no querer buenos jugadores en el equipo, sino de que teníamos muchos huecos que llenar. Creo que llenamos algunos de ellos y anticipo que seamos un mejor equipo. Pero creo - y espero - que si es necesario aumentar nuestra nómina durante la temporada y de cara al próximo invierno, tengamos los medios para hacerlo".

Hasta entonces, el antesalista considera que los Mets necesitan aportes de los jugadores que ya tienen en su roster. En la primera base, el campo corto y el bullpen en particular, los Mets tienen espacio para mejorar.

"No es algo que se corrija de la noche a la mañana", dijo Wright, el jugador de los Mets que más tiempo lleva con el club. "Claro que creo que somos capaces de salir a competir y ganar partidos, pero en una temporada no se puede reconstruir por completo un club o la cultura de un equipo. Depende de que los muchachos que ya están aquí pongan de su su parte. No puedes deshacerte de todo el equipo y comprarte uno nuevo. Las cosas no funcionan así".

O, como dijo Alderson, "Siempre nos gustaría tener más jugadores, pero eso no precisamente te hace un mejor equipo".

Los Mets, después de un invierno de mejoras moderadas, tendrán que encontrar otras maneras de elevar su juego. Las próximas seis semanas de los entrenamientos revelarán cómo piensan hacerlo.