Oscar Taveras. (Chris Trotman/Getty Images)

LEESBURG, Virginia - Salvo pisar un terreno de Grandes Ligas, Oscar Taveras ha hecho todo lo que se ha propuesto en el béisbol profesional hasta ahora.

A sus 21 años, el dominicano tiene en su haber dos convocaciones al Juego de las Futuras Estrellas, además de múltiples reconocimientos como Jugador del Año, de la Semana y como integrante de Equipos de Estrellas en los diferentes circuitos minoritarios, además de un premio al Novato del Año en la Liga Dominicana.

Ahora, lo que parece estar entre él y un debut en las Grandes Ligas con los Cardenales de San Luis son una lesión en el tobillo derecho y una confirmación de que tenga la madurez para asumir un puesto titular en los campeones de la Liga Nacional.

En cuanto a la lesión, Taveras afirma que está mucho mejor del tobillo cuando falta poco más de un mes para los entrenamientos de primavera.

"Me siento super bien, el tobillo ha mejorado mucho", dijo el oriundo de Puerto Plata, quien trabaja en su rehabilitación y acondicionamiento físico este invierno en la República Dominicana. "Estoy fortaleciendo el tobillo y el equipo tiene una buena perspectiva para mí en el 2014".

En el papel, Taveras luce como la opción indicada para el jardín derecho de los Cardenales este año. La gerencia de San Luis dejó partir vía la agencia libre al puertorriqueño Carlos Beltrán. Y si la temporada empezara hoy, el manager Mike Matheny podría elegir entre Allen Craig en el bosque derecho con Matt Adams en la inicial, o Craig en la primera con Taveras en el jardín derecho.

"Que sea lo que ellos quieran", dijo al respecto Tavera, quien fue operado del tobillo en agosto pasado. "Si me quieren dar posibilidades de jugar este año en el right field, con la ayuda de Dios lo voy a lograr. Espero que sí".

Taveras se ha ganado bien su condición prospecto número 1 de los Cardenales y número 2 en todo el béisbol, según MLB.com.

Desde que debutó como profesional en el 2009, el guardabosque ha bateado .320 en cinco temporadas, con porcentaje de embasarse de .377 y slugging de .518, para un impresionante OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de .895.

Debido a la lesión en el tobillo que sufrió en mayo, Taveras se vio limitado a 46 partidos en el 2013, en los que tuvo promedio de .310 con 13 dobles, cinco jonrones, 32 empujadas y OPS de .819, mayormente con Triple-A Memphis. En el 2012, su última temporada completa, quemó la Liga de Texas con Doble-A Springfield al batear .321 con 37 dobles, siete triples, 23 cuadrangulares, 94 impulsadas y OPS de .953. Entonces, la pregunta del millón en los predios de San Luis es si Taveras podrá reanudar esa clase de producción luego de recuperarse de la lesión y hacerlo a nivel de Grandes Ligas. Con Adams disponible en la primera y Craig capaz de cubrir por el momento el jardín derecho, no sorprendería que el dominicano empezara el 2014 en Triple-A, pero con fuertes posibilidades de reforzar al equipo grande en cualquier momento.

"Hay que ir al spring training, meter mano y dejar que ellos decidan", dijo Taveras, quien participa en el Programa de Novatos de MLB que se realiza en esta localidad. "Vamos a ver lo que el equipo decida. Será decisión de ellos. Pero dondequiera que me envíen, yo voy a hacer mi trabajo".