Walt Weiss, manager de los Rockies. (AP)

Los Rockies vienen de temporadas consecutivas terminando en el último lugar del Oeste de la Liga Nacional. Desde el 2011, Colorado ha perdido 275 partidos.

Pero nada de eso ha hecho que la tropa de Walt Weiss no se considera un equipo a tomar en cuenta en su división.

Basándose en los movimientos hechos ya por los Rockies este invierno, uno puede presentar el argumento de que Colorado ha hecho tanto como cualquiera para llenar los huecos en su roster.

La temporada muerta empezó con el muy debatido cambio de Dexter Fowler a los Astros por el derecho Jordan Lyles y el jardinero Brandon Barnes. Ninguno de los dos que llegaron desde Houston tiene un puesto asegurado para el 2014. Sin embargo, los Rockies canjearon a Fowler para ahorrarse los US$7.3 millones que iban a tener que pagarle la próxima temporada.

Colorado ha firmado por dos años y US$12.5 millones a Justin Morneau, quien llega para sustituir al retirado Todd Helton como primera base y bateador zurdo. Los fichajes de los relevistas LaTroy Hawkins (un año, US$2.5 millones) y Boone Logan (tres años, $16.5 millones) refuerzan el bullpen.

Pero por encima de todo, Colorado pudo adquirir de los Atléticos al zurdo Brett Anderson, cambio que desde el punto de vista de Oakland fue para deshacerse de su salario.

Afectado por las lesiones durante los últimos cuatro años, Anderson fue el abridor de los Atléticos para el Día Inaugural de la temporada pasada. Del zurdo simple y llanamente poder mantenerse en la rotación de Colorado, el equipo de la montaña estará bien complacido.

En el 2013, los Rockies tuvieron tres buenos abridores en el tope de la rotación, pero después de ahí no hubo mucho. Colorado tuvo marca de 49-32 en juegos iniciados por el mexicano Jorge de la Rosa, el venezolano Jhoulys Chacín y Tyler Chatwood, quienes se combinaron para registrar efectividad de 3.96. El equipo tuvo 25-56 en aperturas de otros ocho abridores, quienes combinaron para promedio de carreras limpias de 5.25.

Si Anderson puede encargarse del cuarto puesto en la rotación, el papel de quinto abridor estará entre Lyles, el dominicano Juan Nicasio y Christian Fiedrich. Además de ellos, los prospectos Eddie Butler y Jonathan Gray podrían causar un impacto en algún momento.