Rick Rentería. (Phelan M. Ebenhack/AP)

LAKE BUENA VISTA, Florida -- Rick Rentería tiene una tarea bien difícil y a la vez interesante como nuevo dirigente de los Cachorros de Chicago.

Sobran las interrogantes acerca de jóvenes como Anthony Rizzo, el dominicano Starlin Castro, Donnie Murphy, el quisqueyano Junior Lake y el boricua Javier Báez, entre otros.

El equipo se encuentra en medio de una enorme reconstrucción bajo el mando del vicepresidente de operaciones de béisbol Theo Epstein y el gerente general Jed Hoyer. Dale Sveum fue el manager para los primeros dos años del proyecto y, esencialmente, pagó los platos rotos de temporadas de 101 y 96 derrotas en el 2012 y el 2013, respectivamente.

Además de las expectativas como el primer capataz de ascendencia mexicana en la historia de Grandes Ligas, Rentería también lleva el peso de guiar a un equipo que no gana una Serie Mundial desde 1908.

"Sé que quiero que (los muchachos) 'joseen'", dijo Rentería acerca de su estilo como manager. "Todo el mundo tiene una definición distinta de lo que es el 'joseo', el esfuerzo o lo que quieras.

"No soy de muchas reglas. Voy a ponerles ciertas expectativas que les tengo en el terreno. Y las habrá fuera del terreno también".

Una ventaja que tendrá Rentería es su conocimiento del idioma español. El californiano es uno de apenas dos managers latinos en estos momentos, junto al cubano Fredi González de los Bravos. Con Castro, Lake, Báez, el dominicano Wellington Castillo y tal vez en un futuro el cubano Jorge Soler, Rentería tendrá la oportunidad de comunicarse con los peloteros latinoamericanos en el idioma de ellos-aun si ambas partes hablan inglés también.

"Obviamente si es un mensaje conciso, me va a ayudar mucho", expresó Rentería, quien viene de ser el coach de la banca de los Padres de San Diego los últimos tres años. "Espero que el mensaje sea que de verdad creemos en ellos y confiamos en sus habilidades. Espero tener las palabras para hacer eso.

"¿Me va a ayudar (saber español)? Sí. Contamos con muchos jugadores de habla hispana. Me va a ayudar, pero espero que el mensaje general sea que creemos en ellos y que los apoyaremos".

Rentería, quien cumplirá los 52 años el día 25 de este mes, ha dirigido a nivel de liga menor con los Marlins y los Padres. Sin embargo, la última vez que estuvo en la cueva como manager había sido en el 2007 antes de guiar a la selección mexicana en el Clásico Mundial de Béisbol este año. Es una experiencia que valora el nuevo piloto de Chicago.

"Fue importante", indicó. "Tengo seis años (sin dirigir). He dirigido en ligas menores, he trabajado como coach, fui coach de la banca los últimos tres años en San Diego pero no he dirigido en Grandes Ligas. Me imagino que (la experiencia en el Clásico) tuvo que ver con la oportunidad que se presentó con los Cachorros este año".

El otro dirigente latino en Grandes Ligas, González, conoce a Rentería desde los tiempos de ambos en la organización de los Marlins. El cubano se expresó feliz por la nueva oportunidad de su ahora homólogo en la Gran Carpa.

"Estoy muy contento por Rentería", manifestó González. "Es tremendo muchacho, tremendo ser humano y tremendo hombre de la pelota. Creo que va a tener muchos éxitos en Chicago".

De su parte, Rentería está consciente de la responsabilidad que lleva.

"Estoy orgulloso de hacerlo", dijo acerca de su condición de manager latino en el mejor béisbol del mundo. "Voy a tratar de mantener un nivel de profesionalismo que represente a todo el mundo bien. Uno siempre busca tener éxito y voy a tratar de hacer lo mismo".