Jerry Dipoto. (Reinhold Matay/AP)

ANAHEIM - Es casi imposible afrontar el receso de temporada con un plan definitivo.

Tomemos como ejemplo a los Angelinos.

Su plan original era renovar el contrato de Jason Vargas para así contar con cuatro abridores de cara al 2014 y después hacer un cambio para completar su rotación.

Pero el jueves, los Reales firmaron a Vargas a un contrato de cuatro años y US$32 millones.

"Estábamos interesados en renovar con Jason", dijo el gerente general de los Angelinos, Jerry Dipoto. "Lo intentamos y ahora tenemos que enfocarnos en nuestro equipo para el 2014 y seguir adelante".

El viernes, los Angelinos enviaron al jardinero Peter Bourjos y al prospecto Randal Grichuk a los Cardenales a cambio del antesalista David Freese y el diestro mexicano Fernando Salas.

Los Angelinos ahora tienen aproximadamente $11 millones para invertir si han de mantener su nómina por debajo de $189 millones y evitar el "impuesto de lujo". Por esa suma, necesitan conseguir dos abridores, al menos un relevista y agregar profundidad en todos los demás puestos.

Para la parte trasera del bullpen, los Angelinos han expresado un interés en Joe Smith, el venezolano Edward Mujica, J.P. Howell y el dominicano Joaquín Benoit, según varias fuentes.

Pero en cuanto a los abridores agentes libres se refiere, las cosas no lucen tan claras.

Los quisqueyanos Ubaldo Jiménez y Ervin Santana, quienes están en posición de recibir contratos jugosos, estarían fuera del alcance económico de los Angelinos. Y los equipos que los firmen tendrán que ceder selecciones en el draft amateur.

Lo que los Angelinos buscan ahora son brazos duraderos y probados como Vargas que se sientan a gusto detrás de Jered Weaver y C.J. Wilson y delante de Garrett Richards.

Una opción sería Bronson Arroyo, sobre quien los Angelinos han indagado, pero su precio tendría que bajar considerablemente. También están Dan Haren, Scott Kazmir, Phil Hughes, el dominicano Bartolo Colón, Scott Feldman y Jake Westbrook, entre otros.

Pero el mercado de cambios sigue siendo un avenida crucial para los Angelinos, quienes estarían dispuestos a traspasar a Howie Kendrick, al dominicano Erick Aybar y a Mark Trumbo.

"Tenemos la mente abierta en torno a cómo vamos a construir (la rotación), sea por medio de la agencia libre o cambios y también existen algunas opciones internas", dijo Dipoto. "Tenemos plena confianza en la fundación de nuestra rotación, especialmente con respecto a los muchachos al frente. No creo que haya algún equipo que no se sentiría confiado con Jered Weaver y C.J. Wilson al frente de la rotación y un muchacho que progresó tanto en la segunda mitad como lo hizo Garrett Richards.

"Seguiremos buscando formas de hacer más profunda y mejorar el impacto de nuestra rotación y eso es algo que haremos año tras año".