Rick Rentería.

CHICAGO -- Los Cachorros de Chicago confirmaron oficialmente la contratación de Rick Rentería como manager.

Rentería predicó responsabilidad el jueves, cuando fue presentado por teleconferencia como el 53er manager de la franquicia. Asume un trabajo difícil que va más allá de simplemente tratar de alinear un equipo ganador en Wrigley Field.

El desarrollo de peloteros jóvenes es considerado como uno de sus puntos fuertes. Y dado que el dominicano Starlin Castro y Anthony Rizzo necesitan ayuda, el antiguo coach de banca de los Padres de San Diego tiene mucho trabajo por delante con un equipo que terminó con foja de 66-96.

"Mi personalidad no permite excluirse", dijo Rentería. "Creo que lo que estamos tratando de hacer entre líneas hablará por sí mismo. Al final, a todos nos juzgan de una manera u otra, pero no me preocupa demasiado lo que creo que va a pasar. Me preocupa lo que quiero hacer".

Lo primero que tiene que hacer: mejorarse. Rentería será presentado en Wrigley en una fecha posterior ya que se está recuperando en San Diego después de someterse en octubre a una cirugía de cadera.

Rentería acordó un contrato por tres años con opciones para el club en 2017 y 2018. No se dieron a conocer los detalles financieros. Es otro manager sin experiencia comprobada que contrata el presidente del equipo Theo Epstein después de que los atribulados Cachorros expresaron inicialmente su interés en Joe Girardi, de los Yanquis de Nueva York.

"La reputación de Rick es impecable", dijo Epstein. "Se destacó a lo largo del proceso para guiar a los Cachorros de Chicago en nuestro próximo capítulo".

"No se puede encontrar a nadie en este juego que pueda decir algo malo, o neutral, sobre Rick Rentería", añadió.

Rentería, de 51 años, reemplaza a Dale Sveum, que fue despedido después de dos temporadas perdedoras (127-197). Ha pasado las dos últimas temporadas con los Padres de San Diego, más recientemente como coach de banca (2011-13).

El ex infielder en las mayores también ha dirigido en la organización de los Marlins, y en marzo dirigió a México en el Clásico Mundial.