Cal Ripken. (Rob Carr/Getty Images)

El dueño de uno de los récords más ilustres del béisbol tiene pensado reintegrarse al deporte.

El Salón de la Fama Cal Ripken dijo en una entrevista la semana pasada que está ansioso por regresar a las Grandes Ligas, quizás como manager. Aunque no reveló si ha habido interés en sus servicios, dejó claro que está ponderando aceptar una oportunidad si se le presenta.

El ex superestrella de los Orioles, quien llegó a disputar 2,632 juegos consecutivos, se retiró después de la campaña del 2001. En los últimos 12 años, se ha dedicado a su compañía, Ripken Baseball Inc., pero también ha fungido como comentarista para la cadena TBS.

En ese rol, tuvo la oportunidad de presenciar el éxito que ha tenido uno de sus ex oponentes en la cueva. Don Mattingly, quien se encuentra en su tercera temporada como piloto de los Dodgers, ha avanzado hasta la Serie de Campeonato. Mattingly y Ripken tuvieron una conversación hace poco que quizás catalizó el interés de Ripken.

"He pensado en lo chévere que sería dirigir", dijo Ripken. "Y hasta Don Mattingly me hizo que lo ponderara más en serio. Me dijo que no hay nada como ser jugador y que ser coach es muy bueno porque ayudas a otras personas hacer lo suyo.

"Pero ser mánager es lo más cerca a ser jugador y dentro de mí, eso es lo que siempre he pensado. Ahora le estoy dando más mente. Pero ahora mismo no tengo nada nuevo que reportar".

Cuatro equipos tienen el puesto de dirigente vacante ahora mismo: los Cachorros, Marineros, Nacionales y Rojos.

Ripken se perfila como un piloto bien respetado, ya que en 21 años como jugador fue seleccionado al Juego de Estrellas 19 veces, fue nombrado el Jugador Más Valioso de la Liga Americana en dos ocasiones y terminó con 431 jonrones y más de 3,000 imparables.

Otros equipos les han entregado las riendas a ex jugadores destacados sin experiencia como manager. Mike Matheny de los Cardenales, Robin Ventura de los Medias Blancas y Walt Weiss son ejemplos de ex peloteros que jamás habían dirigido, ni en Grandes Ligas ni en ligas menores, antes de asumir sus cargos actuales.