Carlos Beltrán. (Gene J. Puskar/AP)

SAN LUIS - Siempre que tu nombre y tus logros son mencionados junto a los del legendario Babe Ruth, significa que has hecho algo que merece atención y respeto. Y si a tu nombre le sigue al de (Matt) Holliday, (Matt) Adams y (Yadier) Molina, también requiere de mucha atención.

Tal es el dilema que el manager de los Piratas Clint Hurdle enfrenta con el toletero boricua de los Cardenales Carlos Beltrán durante la Serie Divisional de la Liga Nacional. Beltrán esta escalando en los libros de records como uno de los mejores bateadores de postemporada en la historia de Grandes Ligas - y ciertamente de su generación- y eso lo obliga a hacerse la siguiente pregunta: ¿Valdrá la pena seguir lanzándole?

"Esa siempre es una decisión difícil para un capataz", reconoció Hurdle. "Crees que puedes colocar algunos pitcheos para sacar algunos outs. Luego, cuando esto no sucede, te quedas pensando, 'Mmm, debí haber hecho esto, debí haber hecho esto otro'. Como todos ya sabemos, Beltrán ha venido haciendo esto por años".

Tras los cuatro encuentros disputados por los Cardenales en la Serie Divisional de la Liga Nacional, Beltrán lidera a todos los peloteros activos en promedio de bateo con (.357), porcentaje de embasarse (.463) y de slugging (.794). Ocupa el tercer sitio entre jugadores en activo en jonrones de por vida en postemporada (16) y partidos disputados (38).

El cuadrangular de Beltrán en el octavo inning del Juego 3 de la SDLN el domingo en contra de Mark Melancon lo hizo superar a Ruth en la octava posición de la lista de jonrones de postemporada de todos los tiempos, y ahora tiene un promedio de bateo de .390 en Series Divisionales, bueno para No. 3 de todos los tiempos.

"Es un jugador especial", elogió el inicialista Matt Adams. "Obviamente, es de todos conocido. Existen algunos peloteros que se crecen bajo los reflectores, a la hora que más los necesitan. Y Beltrán es definitivamente uno de esos jugadores".

A pesar de ello, el timonel de los Cardenales Mike Matheny sabe que su lineup está armado para proteger a su gran baluarte de postemporada. Holliday y el boricua Molina son ambos bateadores de mucha categoría, y Adams está surgiendo como un toletero joven de mucho poder.

En pocas palabras, Beltrán ha demostrado que puede hacerle mucho daño al pitcheo rival. Pero lo mismo sucede con los bateadores a su alrededor.

"Creo que el problema para mí ahora mismo es que el tipo que batea detrás de Beltrán también es bastante bueno", manifestó Hurdle, quien dirigió a Holliday en Colorado. "Tienes que escoger a qué bateador le vas a lanzar y a qué bateador no quieres enfrentar. ...En ocasiones e vas con una corazonada".