Alex Rodríguez. (Chris O'Meara/AP)

NUEVA YORK -- La postemporada que se avecina podría obligar a concluir las negociaciones en el más reciente escándalo de dopaje en las Grandes Ligas a medida que aumenta la presión para imponer sanciones de modo que los astros alcancen a llegar a los playoffs.

El lunes parece ser la fecha límite para que Alex Rodríguez y otros 13 beisbolistas acepten suspensiones por sus vínculos con la clínica contra el envejecimiento Biogenesis of America. Aunque se espera que A-Rod sufra una larga suspensión, una sanción a partir de ese día permitiría que el astro dominicano Nelson Cruz, de Texas, regresara en octubre.

Las Grandes Ligas están listas para emitir dos anuncios simultáneos a más tardar el lunes, dijo el jueves a The Associated Press una fuente cercana al proceso. Uno podría enumerar a los jugadores que acepten las suspensiones, y el otro nombraría a aquellos sancionados sin que se lograran alcanzaran acuerdos, pero que podrían apelar sus suspensiones en un arbitraje.

La persona habló a condición de guardar el anonimato porque no está autorizada a hacer declaraciones.

La mayoría de los jugadores enfrentan suspensiones de 50 partidos por sus vínculos con la clínica de Florida, ya clausurada, la cual es acusada de distribuir sustancias prohibidas para mejorar el rendimiento.

Pero las Grandes Ligas amenazan con sancionar de por vida a Rodríguez a menos que el tres veces Jugador Más Valioso de la Liga Americana acepte una larga suspensión, que podría ser de unos 200 juegos.

Salvo una suspensión por lluvia este fin de semana, los Rangers de Cruz tendrían exactamente 50 partidos por jugar antes de enfrentar a los Angelinos de Los Angeles la noche del lunes.

Si él presenta una queja, dado que es su primera violación a las normas contra el dopaje, la pena se retrasaría hasta después de una decisión del árbitro Fredric Horowitz. Pero el largo proceso legal probablemente arriesgaría su participación en los playoffs y en el principio de la próxima temporada.

El torpedero dominicano Jhonny Peralta de Detroit es otro de los astros señalados. A los Tigres les quedarían 53 partidos por jugar antes de enfrentar a Cleveland el lunes.

Otro campocorto escogido para el Juego de Estrellas, el nicaragüense Everth Cabrera de San Diego, podría cumplir una suspensión de 50 partidos este año si entra como titular en el juego de los Padres contra Baltimore el martes.

Otros beisbolistas que enfrentan sanciones incluyen al lesionado receptor de los Yanquis Francisco Cervelli y al cátcher venezolano de Seattle Jesús Montero, quien se encuentra en las ligas menores con el Tacoma de la Triple A.