TORONTO - El puertorriqueño Carlos Delgado se declaró "completamente honrado y halagado" porque los Azulejos de Toronto lo exaltarán el domingo al salón de la fama del equipo.

El toletero boricua, que conectó 473 jonrones en sus 17 años en las mayores, se convertirá en la décima persona que ingresa al palco de honor en el Rogers Centre, en una ceremonia el domingo antes de un partido contra los Rays de Tampa Bay.

"Es un día muy especial para mí", expresó Delgado el sábado. "La ciudad me trató como parte de la familia. Siempre es bueno regresar, hay muy buenos recuerdos y buenos momentos que siempre recordaré".

Su compatriota Roberto Alomar, exaltado al Salón de la Fama; George Bell y Joe Carter también están en el denominado Nivel de Excelencia.

Delgado jugó 12 temporadas con los Azulejos, antes de fichar como agente libre con los Marlins de Florida en 2005. Todavía es el líder de la franquicia canadiense en más de 10 categorías de bateo, incluyendo cuadrangulares, remolcadas, dobles, anotadas y boletos intencionales.

Elegido en dos ocasiones al Juego de Estrellas, Delgado fue segundo en la votación al Jugador Más Valioso de la Liga Americana en 2003, cuando bateó .302, con 42 remolcadas y 145 impulsadas.

Además, es el único jugador de los Azulejos que conecta cuatro vuelacercas en un mismo partido, al lograrlo en septiembre de 2003 en Tampa Bay.

"Obviamente, recuerdo muchos momentos, pero, ¿cómo olvidar cuatro jonrones?", señaló. "Supongo que no (lo olvidas), así que no lo hice".

Delgado es el único de los 16 peloteros con cuatro cuadrangulares en un mismo encuentro que lo consigue en cuatro turnos.

Cuando le preguntaron por otros momentos importantes de su primera etapa en Torono, Delgado recordó su debut al final de la campaña de 1993, estar en el roster el día inaugural en 1994, y batear un jonrón ante el dominicano Pedro Martínez el día de su cumpleaños para ayudar a Toronto a vencer a los Medias Rojas de Boston en junio de 2000.

Además, relató las amistades con ex compañeros como sus compatriotas Alomar y José Cruz, Shawn Green y el manager Cito Gaston.

"El fue una parte importante de mi proceso de aprendizaje", señaló sobre Gaston. "Influyó mucho para aprender a identificar tendencias".

Delgado, que también jugó por los Mets de Nueva York, habló con orgullo sobre su papel como referente para los peloteros latinoamericanos.

"Es grandioso representar a Puerto Rico, es fabuloso representar a América Latina", expresó. "Hay una tradición muy rica de béisbol en Latinoamérica y el Caribe. Nos sentimos muy orgullosos por eso. Desde que tienes dos años, tienes un bate y una bola en las manos".

"Es un gran honor por tener la oportunidad de venir al escenario más importante, y jugar y a veces ser comparado con algunos de los grandes peloteros latinoamericanos".