Yadier Molina. (MLB)

NUEVA YORK -- A sus 31 años, Yadier Molina está en el apogeo de su carrera y está siendo reconocido con la atención debida.

Con una década en Grandes Ligas con los Cardenales, el juego ofensivo del puertorriqueño ahora acompaña su nivel defensivo sin igual en Grandes Ligas. Dicha combinación ha hecho de Molina un fuerte candidato al Jugador Más Valioso de la Liga Nacional.

Sin embargo, el veterano insiste en poner el enfoque en el equipo de San Luis, que de paso lleva la mejor marca de la Gran Carpa para la pausa del Juego de Estrellas.

"En realidad no me gusta hablar de mí", dijo Molina, convocado al quinto Clásico de Media Temporada de su carrera. "Para mí todo es sobre el equipo y si el equipo va bien. Puedo batear de 4-0 y si el equipo gana voy a estar contento."

Precisamente, lo que ha hecho Molina en el terreno-tanto detrás del plato como con el madero-ha ayudado a los Cardenales a mantener la cima en la División Central de la Liga Nacional. Además de su excelente defensa en la receptoría, el oriundo de Bayamón encabeza la Liga Nacional con promedio de .341 y entre los cátchers del Viejo Circuito, sólo Buster Posey de los Gigantes lleva un mayor OPS (porcentaje de embasarse más slugging) que Molina (.931 a .875).

De hecho, el 2013 sería la tercera temporada consecutiva de un promedio por encima de .300 de Molina, luego de que el hermano de Bengie y José alcanzara dicho número una sola vez en sus primeras siete campañas en la Gran Carpa.

¿A qué se debe su evolución en la caja de bateo?

"Pienso que es la experiencia", explicó Molina. "Cuando tú tienes experiencia, te ayuda a pensar mejor. Conoces la liga y conoces los pitchers más. Pienso que eso ayuda."

La defensa de Molina es tan sólida como siempre. Entre los números tangibles, ha sacado al .45% de los pocos corredores (29) que le han intentado robar bases, el tercer mejor porcentaje de las Grandes Ligas. Y su manejo del pitcheo de San Luis es algo que los lanzadores siempre destacan.

"La verdad es que es un pelotero muy inteligente", dijo el derecho venezolano Edward Mujica, quien ha dado un gran salto en su carrera como cerrador de San Luis en el 2013, incluyendo una convocación a este Juego de Estrellas. "Llega temprano, ve los videos. Durante el meeting (reunión) de cada serie, él siempre está pendiente de su reporte.

"Es uno de los mejores cátchers de las Grandes Ligas", continuó. "Yadier Molina es tan influyente en el récord de los Cardenales de San Luis como el manager Mike Matheny."

El veterano Adam Wainwright, también señalado para el Clásico de Media Temporada (aunque no participa porque lanzó el domingo por los Cardenales), se ha beneficiado de la presencia de Molina detrás del plato desde el 2006.

"La gente se está dando cuenta de lo grande que es", dijo Wainwright sobre Molina, quien podría estar rumbo a su sexto Guante de Oro consecutivo este año. "Si ves lo que hizo por la selección de Puerto Rico (en el Clásico Mundial), todo el mundo estaba maravillado con lo que hizo con ese cuerpo monticular, hasta los mismos pitchers.

"Así nos sentimos acerca de Yadier", agregó el derecho. "Si hablas mal de Yadier, iremos a los puños bastante rápido. Es alguien que es una gran presencia en nuestro lineup y hasta más grande para nuestros lanzadores abridores y relevistas. Causa un impacto dondequiera que está.

EVOLUCIÓN EN LA GRAN CARPA
El ex manager de los Cardeneles, Tony La Russa-quien ganó dos Series Mundiales con Molina detrás del plato-vio de cerca cómo creció el puertorriqueño hasta el 2011.

"Desde el día que llegó a Grandes Ligas, a nivel defensivo fue sobresaliente como cátcher", dijo La Russa, futuro miembro del Salón de la Fama como dirigente. "Lo hace cada vez mejor. Es tan buen receptor como cualquiera que haya jugado en la historia. Hay que ver todo-cómo recibe, tira, piensa, la durabilidad."

¿Y su mejoría en la parte ofensiva?

"Siempre bateó a nivel de liga menor", explicó el ex capataz, refiriéndose al buen contacto y los pocos ponches de Molina en la finca de San Luis. "Y siempre dio hits oportunos. Ha desarrollado su swing y está en buena forma, así que se mantiene fuerte."

De su parte, Molina afirma que sigue poniéndole más énfasis en su juego defensivo que el bate.

"Para mí (la prioridad) es ser un buen jugador detrás del plato", dijo. "Llamar un buen juego, que los pitchers ganen sus juegos y que ganemos la Serie Mundial. Eso es lo más importante para mí."

¿JMV DE LA NACIONAL?
Con todo lo que aporta a la defensa y su manejo del pitcheo de los Cardenales, además de su gran actuación al bate, son muchos los que señalan a Molina como el candidato número 1 al Jugador Más Valioso del Viejo Circuito. El mismo Molina no quiere haber mucho de eso, pero sus compañeros sí.

"Sin dudas, sin dudas", expresó Wainwright al tocar el tema. "Para mí, no veo cómo un pelotero puede ser más importante para su equipo que Yadier para nosotros."

Aunque de lejos ahora, La Russa piensa igual.

"Claro que soy parcial", manifestó. "Si puede tener una segunda mitad como la primera, definitivamente. Pero dije en su año de novato: 'Podría jugar toda la temporada sin dar ni un solo hit, y seguiría siendo mi cátcher.' Es así de impactante del lado defensivo."