GLENDALE, Arizona -- José Quintana volvió a comenzar la pretemporada con una apertura estupenda, aunque por experiencia sabe que tiene un largo camino por delante.

Quintana, quien en la campaña regular anterior tuvo un firme arranque que menguó en la parte final, trabajó el sábado tres entradas perfectas por los Medias Blancas de Chicago que blanquearon 4-0 a los Rojos de Cincinnati. El zurdo colombiano lanzó el año pasado en total 185 episodios entre la sucursal de Birmingham en la Doble A y en las mayores.

"Nunca he tenido una temporada larga como esa", admitió Quintana. "Sentí bien mi brazo, pero no sé si estuvo necesariamente bien".

Chris Sale, también de los Medias Blancas, pasó por una situación parecida de mucho trabajo en su primera temporada completa como abridor en las mayores. Fue una experiencia de aprendizaje para ambos. El objetivo de Quintana durante el receso fue mejorar su durabilidad con una combinación de reposo, ejercicio cardiovascular y control del peso.

"El año pasado después de la temporada tomé un poco de descanso", dijo Quintana. "Pero después me puse a ejercitarme y siempre tuve presente la durabilidad para este año y la fortaleza hacia el final de la temporada".