(AP)

CINCINNATI -- La rotación de los Rojos pudiera tener una nueva cara en el 2013. Todo dependerá de lo que Cincinnati decida hacer con el cubano Aroldis Chapman.

"Aún no hemos decidido si Chapman seguirá como cerrador o pasará a la rotación", declaró el gerente general de los Rojos, Walt Jocketty. "Estamos estudiando esa posibilidad".

Parte de lo que determinará si Chapman integra o no la rotación tiene que ver con la manera en que los Rojos naveguen el mercado de agentes libres en busca de un taponero.

"Todo depende si volvemos a firmar a [Jonathan] Broxton y [Ryan] Madson", aclaró Jocketty. "O si adquirimos a otro cerrador en la agencia libre".

Chapman, quien cumplirá 25 años de edad en febrero, tuvo una de las mejores campañas para un taponero en la historia de los Rojos durante el 2012. Lo que hizo de su actuación el año pasado aún más destacable fue el hecho de que el zurdo asumió el rol de cerrador a partir del 20 de mayo.

En 68 apariciones, Chapman tuvo foja de 5-5 con una efectividad de 1.51 y quedó empatado en el tercer lugar en la Liga Nacional con 38 salvamentos en 43 oportunidades. Eso incluyo un récord de la franquicia en una sola temporada de 27 juegos salvados de manera consecutiva del 26 de junio al 4 de septiembre. El cubano dio 23 pasaportes a cambio de 122 ponches.

En 71 2/3 innings lanzados, Chapman tuvo un WHIP (bases por bolas más hits entre entradas lanzadas) de .809 y promedió 15.32 chocolates por cada nueve episodios. En nueve ocasiones, el zurdo retiró la entrada ponchando a los tres bateadores. Su recta se mantuvo siempre alrededor de las 100 millas por hora.

Ahora los Rojos deben decidir si quieren ver a Chapman lanzar cada cinco días o casi a diario. ¿Puede Chapman ser igual de efectivo, o mejor, pitcheando 170-200 innings por temporada como abridor vs. 70-80 entradas como taponero?

Cuando los Rojos sorprendieron al firmar al entonces misterioso desertor cubano por seis años y $30.25 millones en enero del 2010, el objetivo era convertirlo eventualmente en abridor. Ese objetivo parecía consumarse antes de la campaña del 2012 cuando el club le dijo a Chapman que se preparara física y mentalmente para ser abridor.

Durante los entrenamientos primaverales, cuando registró promedio de efectividad de 2.12 en cinco juegos (cuatro salidas), Chapman comenzó rápidamente a brillar como abridor en la pretemporada. Pero el bullpen de los Rojos comenzó a desplomarse en marzo cuando el recién firmado y proyectado taponero Madson se lesionó del codo y se perdió el resto del año. El "preparador de mesa" Nick Masset se lastimó el hombro a finales de ese mes y también quedó fuera por el resto de la temporada. El relevista zurdo Bill Bray sufrió una lesión en la ingle y sus actuaciones se verían limitadas durante toda la campaña.

La necesidad obligó a los Rojos a colocar a Chapman de regreso en el bullpen. Inicialmente el cubano fue utilizado en el papel de "preparador de mesa" con Sean Marshall como el cerrador titular. Cuando Marshall se mostró inconsistente en la novena entrada, Chapman pasó a tomar su lugar.

Por un lado, los Rojos saben lo que tienen en Chapman como taponero. También saben que tienen que cuidar su brazo muy de cerca. El cubano se perdió 10 días en septiembre con fatiga en su hombro de lanzar.

Como abridor, Chapman es una interrogante. Es probable que el zurdo no sea capaz de mantener una velocidad de 100 millas por hora durante toda una salida, pero ciertamente es un arma que puede guardar para usarla cuando más la necesite. Aunque cuenta con un slider en su repertorio, el espigado serpentinero no tiene un arsenal completo de lanzamientos secundarios que un abridor de calidad posee.

Por otro lado, debido a que los taponeros generalmente son entidades reemplazables a través de los años, podría beneficiarle a los Rojos ver si Chapman puede funcionar como abridor. En caso de que el cubano no convenza, siempre está la posibilidad de devolverlo al bullpen. Mientras que los Rojos contaron con una sólida rotación el año pasado, la lesión en el costado de su as, el dominicano Johnny Cueto, en los playoffs demostró que tener profundidad siempre es bueno.

Broxton, adquirido de los Reales antes de la fecha límite de cambios del 31 de julio, logró cuatro rescates en cinco oportunidades cuando Chapman estuvo fuera de acción en septiembre. El derecho demostró que todavía puede dominar en la novena, ya que finalizó con un PCLA de 2.48 en 60 encuentros para Cincinnati y Kansas City y cedió apenas dos cuadrangulares.

Madson pasó todo el 2012 recuperándose de una cirugía Tommy John pero es posible que acepte cerrar una vez más. El derecho tuvo 32 rescates en 34 oportunidades para los Filis en el 2011.

Jocketty ha estado en contacto con los representantes de los agentes libres, Broxton y Madson. Existe un interés mutuo entre ambas partes para que regresen al equipo. Se espera que ninguno de los dos relevistas reciba largos contratos.

Otras opciones en el mercado a un precio razonable incluyen al dominicano José Valverde, el mexicano Joakim Soria, Brett Myers y Matt Capps. Las potenciales opciones dentro del equipo son Sam LeCure, Logan Ondrusek o J.J. Hoover.

Todos ellos son capaces de producir el número de salvamentos que Chapman tuvo, pero ninguno se le acerca a su nivel de dominio.

Los Rojos, en especial Jocketty, tienen mucho que considerar en este asunto. Seguramente es uno de los misterios más intrigantes que rodearán al club durante todo el invierno.